Querida,

Vamos a vivir hoy porque no estamos preocupados sobre las incógnitas de mañana. Vendrás a encontrar que eso no es siempre facil para me. No tendre que decirte, tendrás que saberlo. En el silencio. En la manera en que mis ojos se preguntan en una existencia brillante. Tambian tú vas a ver aquellos ojos que vuelve a la vida con más fuerza. En aquellos momentos vas a experimentar el empuje y el tirón mientras que yo batallo con mis cosas salvajes. Entonces vamos a vivir el hoy sabiendo que quizás estoy preocupada por el mañana.

Vamos a comunicarnos en maneras nuevas e inesperadas. Las palabras no serían suficientes. La vulnerabilidad serían normal. Nosotros nos comunicariamos en el lenguage corperal, en contacto visual, en los hombros encongidos y en voltear el pelo. El silencio serán más que palabras. Las palabras serán sólomente bonita—aún sin rellenar el testamento—como elsentimento de estar vivos juntos. Entonces vamos a conversar porque nosotors amamos la voz del otro.

Vamos a estar extrañamente, imaginativamente y totalmente nosotros mismos. Viviendo completamente juntos y seperado vidas. Comó una figura ocho nuestros vidas entrarán y saldrán. En momentos convergente. En otros momentos reconociendo el espacio saludable necesidando antes los lineas intersectoras una vez más. En estos puntos de convergencia nosotros descubriemos más acerce de nosotros mismos. Nosotros sueños. Nosotros sabremos la pasion que vienen de ser completamente inmerso en perseguir nuestros sueños. Entonces vamos a caernos bien—más enamorados de nosotros mismos porque como somos nosotros juntos.

Vamos a guardar cosas sexys. Ambos vamos a derretirnos entre uno y otro. Mis ojos van a cerarse del roza de nuestros dedos. Vas a experimentar mi alegría como un perro cuando tú frotes mis sentidos. Conocerás mis inseguridades. Todavía vas a encontrar belleza en abrazar estas cosas conmigo. Me preguntarás como soy y hare lo mismo. Descubriendo. Preguntando. Cuidando. Más y más así como nos en enamoramos de la belleza y complejidad de nuestros cuerpos y nuestras vidas. Así que seamos estrechamente sujetos de nuestros brazos, nuestros cuerpos y nuestros corazones.

No tengamos miedo de decir adios, sabiendo que las circunstancias pueden aveces ser complicadas. Amemonos como si también etuviéramos viviendo la vida privada de los rehenes en Bel Canto porque “tal vez la vida privada no fue para siempre. Tal vez todo el mundo lo tengo para una poquito tiempo después pasaron el resto de sus vidas recordando”. Vamos a vivir de todo corazón en la vida privada, aceptando que tal vez no puede funcionar para nosotros.

Quien quieria que seas. Yo no puedo esperar para conocerte.

Mejor,

Paige Elisabeth

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s